Wideprint:Inicio|Arquitectura|Casa Clifftop / Dekleva Gregorič Arhitekti

Casa Clifftop / Dekleva Gregorič Arhitekti

En el 2012, éste proyecto recibió el 2° lugar en la categoría de Luxury Living de AIT y también un International Arquitecture Awards.

Compartir

Fotógrafa Anna Moller

Área del lugar: 10.000 m2
Área construída: 450 m2
Área neta: 263 m2
Fecha del proyecto: 2004
Fecha de finalización: 2011
Fotografía: Anna Moller/Cristobal Palma

Fotógrafo Cristobal Palma

El lugar y sus dueños
La costa sur de Maui se caracteriza por su calma y por la presencia de hoteles all-inclusive, mientras que su costa norte es el paraíso de los surfers, con fuertes vientos y olas perfectas. El diseñador de Windsurf Robert Stroj se mudó desde Europa a Maui para encabezar el estudio de investigación de diseño Neil Pryde en Kahului, Maui. A medida que iban explorando la isla con su esposa, se fueron enamorando más y más del área conocida como West Maui Mountains, en la costa norte: un área despoblada con altos acantilados, desde donde se puede tener una espléndida vista del océano, cuya brisa marina es bien fresca. Luego de encontrar el lugar perfecto, tardaron tres años en comprar esa área y varios más en terminar la casa.  Ahora viven en ella junto a sus dos hijos y un perro. Tener un lindo hogar en una zona tan escondida se volvió para ellos una necesidad crucial, ya que además de ser una casa también tenía que ser un lugar en donde pudieran llevar a cabo sus reuniones sociales. Las reuniones por la noche se caracterizan por ser eventos culinarios en donde cada huésped se va con la idea de que la cocina no es una necesidad, sino una obsesión. Es por esto que la cocina y el comedor son el centro de la casa.

Fotógrafo Cristobal Palma

Las condiciones y las reacciones
Una vista perfecta al océano, acantilados hermosos, fuertes vientos y paisaje sin colonizar: ¿hay algún lugar para construir una casa? Fue una tarea muy inusual para nosotros, arquitectos europeos acostumbrados a trabajar en zonas urbanas de gran densidad. Se nos dificultó entender el lugar antes de visitarlo por primera vez, pero una vez que lo conocimos fue muy fácil encontrar una solución.

El concepto está compuesto por diferentes “casas” bajo el mismo techo. Cada “mini-casa” cuenta con una forma en U, lo cual permite que contenga una vista perfecta del océano y que esté abierta a los demás espacios. Las casas son
unidades autónomas y privadas, conformadas por dos dormitorios con sus respectivos baños en-suite. Entre las “mini-casas” hay un espacio público y fluido en donde se puede cocinar, comer y pasar el rato.

La privacidad es asegurada entre las diferentes casas, lo que permite que haya un hogar sin corredores, así como también que sea posible el cambio social y tipológico: una casa para una familia de cuatro puede convertirse fácilmente en un mini hotel para tres parejas o para tres familias con niños pequeños. El concepto espacial de la casa permite la transformación de las “casas de servicio” en lugares de trabajo: el garaje puede convertirse en un taller para prototipos de velas de windsurf, perfecto para el estudio de diseño de windsurf de Robert.

Fotógrafo Cristobal Palma

El voladizo
El concepto para el voladizo está relacionado fuertemente al clima, caracterizado por el sol en abundancia y los vientos fuertes provenientes del océano. Su área es el doble del tamaño de la casa, por lo que el espacio al aire libre cubierto por éste es el mismo que el espacio interior. La casa no necesita aire acondicionado, ya que se ventila transversalmente. El voladizo plegado está pegado cuidadosamente a las paredes en forma de U de las “mini-casas” y define espacios específicos, a la vez que sirve como un deck de madera para observar, jugar o jugar con las alas controladas a control remoto, lo cual sirve para integrar material y topológicamente a la casa con el paisaje.

Fotógrafa Anna Moller

Fotógrafa Anna Moller

[wbcr_html_snippet id=”77048″]

Fotógrafa Anna Moller

La ecología con poca tecnología y los materiales locales
Para terminar la casa se utilizaron materiales locales: las paredes están cubiertas con un tipo de yeso creado utilizando arena de la playa, por dentro y por fuera, lo cual también sirve para enfatizar la relación entre el exterior y el interior. La madera de ipé es utilizada tanto para el piso como para la terraza, el cielorraso y el voladizo. Por otro lado y teniendo en cuenta los estándares de construcción norteamericanos, la casa está construida de manera muy atípica, ya que fue construida con bloques de hormigón, característicos de la construcción europea, lo cual refleja el lugar de proveniencia de sus dueños.

Fotógrafa Anna Moller

Control de la obra
Nos gusta creer que la arquitectura debe llevarse a cabo en el lugar en donde se desarrollará, con un fuerte control sobre el proceso de construcción. Con este proyecto no pudimos estar tan presentes como nos habría gustado, pero contamos con la cuidadosa supervisión del dueño- un diseñador industrial con quién estuvimos siempre en contacto de manera online a lo largo de todo el proceso de construcción. La pasión de Robert y su familia por esta casa fue demostrada a lo largo de los siete años que llevó construirla, llegando inclusive a aportar la mayor parte del trabajo físico necesario para edificarla, realizando diferentes tareas como revestir el voladizo, estucar o armar el mobiliario. Gracias a este largo proceso, ellos construyeron una relación con la casa, a la que hoy llaman hogar.

Notas recientes