Wideprint:Inicio|Revista Wideprint|Revista Wideprint #14|SOAPBOTTLE / Diseñadora Jonna Breitenhuber

SOAPBOTTLE / Diseñadora Jonna Breitenhuber

UBICACIÓN Berlín, Alemania FOTOGRAFÍA Jonna Breitenhuber TEXTO Memoria de autor En promedio, las personas utilizan 11 botellas de gel de ducha y 10 botellas de shampoo por año. Suponiendo que son de plástico, implican en total 75.000 toneladas de desechos de este tipo. Y eso llenaría unas mil piletas olímpicas. […]

Compartir

UBICACIÓN
Berlín, Alemania
FOTOGRAFÍA
Jonna Breitenhuber
TEXTO
Memoria de autor

En promedio, las personas utilizan 11 botellas de gel de ducha y 10 botellas de shampoo por año. Suponiendo que son de plástico, implican en total 75.000 toneladas de desechos de este tipo. Y eso llenaría unas mil piletas olímpicas.

Entonces, ¿por qué un producto que solo se usa durante unas pocas semanas está hecho de un material que tarda más de 400 años en descomponerse? SOAPBOTTLE es un envase hecho de jabón. El diseño transforma el concepto de los cosméticos al convertir al producto mismo en un envase.

La forma rectangular y el grabado hacen referencia a una pieza tradicional de jabón. Se puede abrir cortando la esquina marcada y también se puede incorporar un cierre de metal reutilizable. La botella consta de 80 gramos de jabón, contiene 100 mililitros de líquido y, por lo tanto, está diseñada para usarse durante aproximadamente un mes.

[wbcr_html_snippet id=”77048″]

También es posible colgar la botella en la ducha con una correa que facilita su manejo, ya que se vuelve resbaladiza en el agua. Alternativamente, se puede colocar sobre una esponja. Para evitar que la botella se disuelva debido al relleno líquido, se reviste con una capa insoluble en agua.

A medida que se utiliza el contenido interno, el envase de jabón se va disolviendo gradualmente. Cuando se termina, los restos pueden usarse nuevamente, como jabón de manos, o procesarse con soda y natrón para hacer detergente.

El jabón está hecho de ingredientes naturales y es biodegradable: los desechos se evitan por completo. Por supuesto, un envase de jabón no tiene las características a las que estamos acostumbrados en las botellas de plástico: no es irrompible, es soluble en agua y, cuando se usa, la superficie se vuelve resbaladiza. Sin embargo, estas supuestas desventajas se utilizan como elementos de diseño: el concepto juega con el proceso de disolución, con la transformación del objeto y la individualidad resultante de estos aspectos.

Notas recientes