Wideprint:Inicio|Arquitectura|Casa de los Artistas / Laura Ortin Arquitectura

Casa de los Artistas / Laura Ortin Arquitectura

La reforma se plantea desde el vacío absoluto de los elementos arquitectónicos preexistentes. La única huella que se mantiene son los huecos de luz natural y las zonas húmedas.

Compartir

Ficha técnica

Proyecto: Reforma integral de vivienda en el centro de Madrid

Promotor: Privado

Contratista: Reforma Actual 2000

Situación: Cuatro Caminos, Madrid

Sup.  vivienda: 100m2    

Estado:  acabado 09/2017       

Fotografía:  David Frutos

Reforma integral de un piso en el centro de Madrid. 

La reforma se plantea desde el vacío absoluto de los elementos arquitectónicos preexistentes. La distribución y los acabados originales eran difíciles y oscuros y no correspondían con los deseos de habitar de los clientes. La única huella que se mantiene son los huecos de luz natural y las zonas húmedas (excepto cocina). El resto se elimina facilitando libertad organizativa.

La familia es la idea arquitectónica. Dos son la claves del proyecto. Por un lado, conseguir una casa democrática, un espacio cotidiano para todos, donde cada uno de los miembros de la familia se sienta integrado y referenciado en su nuevo hogar. Por otro lado, se facilita un entorno que se adapta al nivel de desarrollo de los niños. Desde la distribución hasta el mobiliario están pensados para que sientan un espacio propio, libre y respetuoso donde desarrollarse libremente en la parcela privada de su hogar.

La dificultad de la reforma estriba en los límites formales de una vivienda en “L” que da a dos patios interiores y a la calle en menor proporción. La propuesta crea un recorrido contínuo atrapando la máxima luz exterior y donde casi todo es común. La habitación de los niños se plantea como un gran espacio semi abierto flexibilizando la opción de partir en el futuro. La habitación principal y el salón se separan por un mueble programado. No hay baño en suite. El salón, el comedor y la cocina están abiertos y contiguos. Además se reserva entre ellos un espacio “colchón” con posibilidad de convertirlo en pequeño jardín, biblioteca o zona de juegos improvisada.

Todo el mobiliario integrado ha sido diseñado por el estudio. En el recibidor se programa un armario/estantería distribuido según las necesidades específicas de los clientes. La separación entre el salón y la habitación principal se resuelve sin tabique, sólo con  un mueble distribuidor de usos a ambos lados: hueco TV, estanterías y armarios al salón; vestidor abierto a la habitación. Así se aprovecha más el espacio. Se escoge una combinación de maderas adecuada que se repite con la misma atención y cuidado en todas partes porque todas son igual de importantes.

La casa es cómoda. Un lugar sosegado, pausado y tranquilo. 

 Se quiere potenciar la independencia y la psicología natural de los niños así como su desarrollo físico libre, por ello tanto los muebles diseñados por el estudio como los que se han adquirido  han tenido presentes lo anterior para facilitar su autonomía y libertad. Estanterías y camas bajas, puertas y colgadores accesibles, colores amables, materiales naturales, etc.

Otro detalle destacable es que la habitación de los niños tiene forma de «casa». Una casa dentro de una casa. La simbología les representa y se identifican con ese espacio, un espacio lúdico-didáctico y de relax. Un rincón de independencia y tranquilidad para ellos pero abierto al resto de la vivienda si así lo quieren. 

En definitiva con la reforma se ha conseguido un Hogar, donde la democracia filial y el diseño emocional son vivenciales.

SUSCRIBITE A WIDEPRINT

Notas recientes