Wideprint:Inicio|Arquitectura|Residencia de Portland / Atelier Barda architecture

Residencia de Portland / Atelier Barda architecture

El mandato de los arquitectos fue renovar todos los espacios de la casa de tres pisos y agregar una extensión en la parte trasera. Las consideraciones importantes en el rediseño fueron la ubicación de la casa en el corazón de la ciudad  y el deseo de respetar el valor patrimonial del entorno construido circundante.

Compartir

Portland Residence es una casa de piedra histórica ubicada en la ciudad de Mount-Royal, una «ciudad modelo» construida a principios del siglo XX. El estudio de arquitectura Atelier Barda renovó por completo la propiedad y creó una colección de muebles personalizados a través de su nueva división Foraine par Atelier Barda.

El mandato de los arquitectos fue renovar todos los espacios de la casa de tres pisos, con un total de 3,000 pies cuadrados, y agregar una extensión en la parte trasera. Las consideraciones importantes en el rediseño fueron la ubicación de la casa en el corazón de la ciudad  y el deseo de respetar el valor patrimonial del entorno construido circundante.

El salón principal en la planta baja tiene un diseño abierto que lo diferencia de los pisos superiores. El diseño dividido de la residencia original se reconfiguró por completo para permitir una circulación fluida e intuitiva. Se diseñó un bloque central de servicios, alrededor del cual gira la vida familiar, en forma de caja rectangular negra que conecta los diferentes niveles. Incluye un armario y un tocador, junto con electrodomésticos y equipos de cocina, y brinda acceso a las escaleras y una biblioteca. También sirve de transición entre los espacios privados (baños, dormitorios) y las áreas comunes (sala de estar, recibidor, cocina, family room), liberando así el espacio periférico para el uso de los ocupantes. El acabado roble antracita contrasta con los tonos claros del resto del espacio.

Los materiales seleccionados para el proyecto ayudan a crear una atmósfera suave. El parquet de chevron en roble aceitado con luz natural y las molduras de líneas limpias logran un elegante equilibrio entre las características originales de la casa y los nuevos elementos arquitectónicos.

Los espesores de los materiales se disimulan para obtener aristas vivas en el encuentro de las superficies, jugando con las percepciones de volumen y yuxtaposición. Las superficies curvas no son solo una referencia a las características arquitectónicas originales de la casa; también promueven la transición fluida entre espacios.

En la parte trasera de la casa, se agregaron una serie de muros cortina de vidrio, que brindan una vista despejada del jardín y filtran la luz natural difusa en todo el piso. Los finos montantes de acero negro ocultan un sistema de aislamiento térmico de alto rendimiento adaptado al clima desafiante de Quebec.

Los detalles arquitectónicos interiores notables incluyen materiales cuidadosamente seleccionados, paredes curvas y elementos personalizados como la repisa de la chimenea de piedra, la campana de la cocina y la baranda de la escalera.

En la sala de estar, un icónico sofá de Sede enfrenta la chimenea, lo que ayuda a jerarquizar el espacio y orientar el movimiento. Por toda la casa hay muebles de líneas clásicas en roble macizo antracita (mesa de comedor, banco, mesa de centro, mesas auxiliares, mesitas de noche). Todas las piezas fueron diseñadas por Foraine par Atelier Barda.

En la siguiente planta se encuentran los dormitorios y un despacho privado. En los baños, un acabado clásico de yeso a la cal y tadelakt con encimeras y suelos de mármol crean un ambiente tranquilo. La claraboya sobre la escalera permite que la abundante luz natural llegue hasta los dormitorios.

Este innovador rediseño ha liberado el espíritu del edificio de sus limitaciones originales, dándole una nueva expresión en un entorno que es a la vez clásico y decididamente contemporáneo.

SUSCRIBITE A WIDEPRINT

Notas recientes