Wideprint:Inicio|Interiorismo|DongFengYun Hotel Mi’Le / Cheng Chung Design

DongFengYun Hotel Mi’Le / Cheng Chung Design

Teniendo en cuenta el atributo del proyecto como un hotel de ocio, el equipo de diseño utilizó principalmente iluminación de bajo nivel, con el fin de producir un ambiente luminoso cómodo, natural y cálido. Por el contrario, se acentúa la iluminación de obras de arte, letreros y mesas, para crear puntos destacados visuales. Basado en el principio "menos es más", la iluminación directa del techo se reduce para evitar el deslumbramiento.

Compartir

Ficha técnica

Nombre del proyecto: DongFengYun Hotel Mi’Le — MGallery
Ubicación: Dongfengyun Art Town, Mile, Prefectura autónoma de Honghe Hani y Yi,
Provincia de Yunnan
Cliente: Yunnan Urban & Rural Construction Investment Co., Ltd.
Diseño arquitectónico: Luo Xu
Diseño del paisaje: Yunnan Zilian Landscaping & Greening Engineering Co., Ltd.
Diseño de interiores: CCD / Cheng Chung Design (HK) (www.ccd.com.hk)
Diseño de iluminación: CCD / Cheng Chung Design (HK) (www.ccd.com.hk)
Consultoría de arte: CCD · WOWU Art Consultancy
Superficie: 39.000 metros cuadrados
Fotógrafos: Wang Ting, Qiu Xin
Derechos de autor de la fotografía: CCD

El hotel se encuentra en Dongfengyun Art Town, Mile, provincia de Yunnan. La arquitectura, concebida por el reconocido artista Luo Xu a partir del concepto de diseño «austeridad, sencillez y autenticidad», revela una imagen redonda, estable y sencilla.

El edificio parece llevar las huellas del tiempo, y parece estar amasado por un par de manos grandes y ásperas. Se encuentra en silencio en el suelo rojo, mostrando una postura magnífica.

Al abordar el diseño de interiores, CCD no adoptó expresiones de diseño «modernizado» o «industrial». En cambio, el equipo se inspiró en el contexto cultural local y aprovechó los lenguajes simplistas para integrar el espacio en la naturaleza.

El espacio de entrada en forma de cuenco tiene una abertura tallada en la parte superior, que crea ecos agradables.

Con la luz natural que entra, la luz dinámica y las sombras se mueven libremente en el espacio y caen sobre la pared curva del recinto, que parece una superficie de agua ondulante y evoca una imaginación infinita.

Los diferentes ritmos de luces y sombras junto con sorprendentes experiencias sensoriales y elaborados detalles crean una sensación de ritual para dar la bienvenida a los invitados.

Teniendo en cuenta el atributo del proyecto como un hotel de ocio, el equipo de diseño utilizó principalmente iluminación de bajo nivel, con el fin de producir un ambiente luminoso cómodo, natural y cálido. Por el contrario, se acentúa la iluminación de obras de arte, letreros y mesas, para crear puntos destacados visuales. Basado en el principio «menos es más», la iluminación directa del techo se reduce para evitar el deslumbramiento.

El espacio de entrada en forma de cuenco y las modernas instalaciones de iluminación incorporan más elementos culturales locales para resaltar las características únicas del hotel. La iluminación y la luz del día chocan con materiales naturales como ladrillos rojos, tierra apisonada y pintura con textura de paja, acentuando la presencia de cada uno. Las tiras de iluminación de baño de pared instaladas cerca del piso generan un ambiente suave, elegante y etéreo, interactuando perfectamente con el espacio.

Los accesorios de iluminación con espejos negros sin marco están montados de manera oculta, creando un festín visual en el que la luz y las sombras, los materiales y el espacio están bien combinados.

El vestíbulo continúa con los lenguajes de diseño naturales y, mientras tanto, muestra pleno respeto por las estructuras arquitectónicas y la cultura local. Se adoptan materiales simples como el ladrillo cocido rojo local, el cemento, la arcilla y la loza, para unificar el tono del espacio interior e integrarlo en un todo con el edificio.

CCD abandonó las decoraciones complejas y exageradas y tuvo la intención de dejar que cada objeto en el espacio revele gradualmente el encanto auténtico a medida que pasa el tiempo.

La pared de fondo con acabado de cemento, las columnas redondas, las lámparas en forma de vasija y los mostradores geométricos muestran características poderosas, tridimensionales y estables como esculturas. Esos elementos son independientes y además se complementan entre sí.

Una atmósfera natural y sencilla inunda todo el espacio. A través de varias formas, el diseño realiza la simbiosis de los elementos naturales y el espacio arquitectónico.

El atrio está decorado sin flores ni plantas excesivas, pero se destaca por una piscina poco profunda y ondulante en el medio, que es tranquila pero intrigante.

La arquitectura y las plantas se reflejan en la superficie del agua, lo que expande el espacio atmosféricamente y brinda una experiencia natural, acogedora y refrescante. Al ingresar al patio del atrio, los invitados pueden relajarse de inmediato y sentir un placer indescriptible.

Yunnan es un popular destino turístico para curar la mente, ya que el tiempo parece detenerse aquí.

Las paredes del restaurante utilizan ladrillos de arcilla roja local y se inspiran en la forma de un enrejado de uvas, que no solo combina innovaciones modernas y texturas antiguas, sino que también crea infinitas posibilidades de formas diversificadas.

CCD abandonó las expresiones complejas, y agregó vitalidad y moda al espacio.

Mientras tanto, la cerámica característica local se utiliza como adorno para realzar el sentido de la historia en el espacio.

Los nombres y el diseño de todas las habitaciones rinden homenaje al arte local como la pintura, la cerámica, el teñido y la composición, así como a tesoros como el jade y las perlas.

Cada detalle conserva la huella de la artesanía local y cuenta en secreto su propia historia. Con un «ambiente cálido» y una «simplicidad original» que se fusionan con el espacio, el diseño encarna plenamente la filosofía estética del hotel: «El arte dialoga con todo, la inspiración retrata la vida».

SUSCRIBITE A WIDEPRINT

Notas recientes